Reglas de oro para apuestas deportivas

Los apostadores deportivos (exitosos) tienen algunas reglas que prefieren no romper nunca. A continuación te describiremos algunas de las más populares y te daremos su justificación. Es posible que no te sientas del todo cómodo y que incluso sientas que le quitan diversión a lo que significa una apuesta deportiva, sin embargo, te garantizo que si las aplicas durante una temporada tus ganancias crecerán exponencialmente. La mayoría son en realidad, nociones de sentido común.

  1. A la hora de apostar deja el corazón en la casa

Si por casualidades del destino somos hinchas del Getafe y su próximo partido es en el Camp Nou frente a un Barcelona que a todas luces es imbatible, es cierto que nos gustaría ver a nuestro equipo alzarse victorioso, no obstante, poner una apuesta en ese contexto es una perdida segura. Más valdrá ir a lo seguro, sacar alguna ganancia y si acaso se hace un milagro, habremos ganado de todos modos.

  1. Las retiradas rápidas lo son todo

Supongamos que estamos del otro lado de la ecuación. Somos hinchas del Barcelona F.C y el Getafe está dando una lección de buen fútbol en el Camp Nou, pusimos una apuesta de 100 euros y vamos abajo 0 – 3. La mayoría de las plataformas nos permiten retiradas de emergencia para no tener que perder todo nuestro capital, inténtalo.

  1. Los bonos y las free bets son para amateurs

El marketing es el marketing y las apuestas son las apuestas. Nadie necesita tener un millón de euros imaginario que sólo es posible canjear cuando todos los planetas estén alineados. Arriesgar dinero real te dará una perspectiva de lo que está sucediendo y te permitirá tomar riesgos moderados, también simplificará el cobro de ganancias.

  1. Compara las cuotas que ofrecen los diferentes operadores

Si bien la variación no es mucha, dependiendo el tamaño de tu apuesta puede llegar a incidir de forma significativa en las ganancias que te genere la apuesta. Comparar las cuotas entre las cuatro o cinco casas de apuestas más grandes no te llevará más de cinco minutos y te garantizará apostar siempre desde una posición privilegiada.

  1. No apuestes en un juego que no puedes seguir

Ya se inventó el streaming y por eso las APPS son tan populares. Nadie en el mundo pone una apuesta de 50 euros y se acuesta a dormir para recibir el resultado a la mañana siguiente. Seguir el evento en tiempo real te permite hacer retiradas rápidas y en algunos casos, incluso cobros anticipados de tu apuesta.

  1. Que no te enloquezcan las apuestas combinadas.

A mi en lo personal me parece una modalidad engorrosa de apostar. Ya es difícil pronosticar cómo terminará un juego, no quiero yo saber cómo terminarán ocho o diez partidos. Reconoce tus propios límites como apostador y acepta que aunque lo sepas todo de La Liga, posiblemente no tienes los elementos de juicio suficiente para predecir como terminaría un partido entre los dos últimos equipos de la tabla.