Situación legal de las apuestas por Internet en España

A la pregunta que probablemente puedes estar haciéndote sobre si es legal o no apostar por internet en España, la respuesta es simple: sí, es totalmente legal. Ahora bien, hay muchísimas cosas que quizás quieras saber para entender la manera como operan las grandes plataformas de apuestas en nuestro país y más importante aún, como el gobierno regula el mercado para hacerlo más justo para consumidores y agentes tradicionales.

Como sabrás no es legal apostar en el bar de la esquina, independientemente de que haya muchos aficionados de la vieja guardia que prefieran poner su dinero con Pepe de la barra que en una casa de apuestas tradicional o en una plataforma de internet. No obstante, te garantizo que si apuestas en línea tus derechos estarán siempre protegidos.

¿Qué dice la ley?

No fue sino hasta que se instituyó  la Ley 13/2011 de 27 mayo que los operadores de apuestas en internet operaron de manera verdaderamente legal en territorio español. Antes de eso, los casinos y pequeños locales de apuestas convivían en desventaja con estas plataformas digitales que estaban amparadas en paraísos fiscales y que no informaban sobre los movimientos, ni las ganancias de sus miembros.

Desde el momento en que la ley entró en vigencia, operadores como Bet365 y las demás casas de apuestas tuvieron que acogerse a la normatividad española y además de tributar oficialmente, están obligados a informar sobre tus ganancias. Cantidad sobre la que desafortunadamente tendrás que pagar los impuestos de ley.

No obstante, también sucedía en aquel entonces, que los vacíos legales le servían de paraguas a muchos operadores sin escrúpulos para no respetar los derechos de los apostadores y rehusarse a pagar ciertas apuestas o simplemente desaparecer y dejar a su paso a una serie de consumidores sin su dinero.

Las ventajas de operar con una plataforma autorizada

La primera ventaja que tienes al colocar tus apuestas con una plataforma autorizada por el Ministerio Español es que ante cualquier inconveniente podrás presentarte ante la defensoría del consumidor y ellos revisarán tu caso. No obstante, más allá de eso, tendrás la certeza de el origen de los fondos y todas las transacciones serán completamente legales.

Puede parecer una tontería, pero la internet es un lugar más oscuro de lo que podemos llegar a imaginarnos y es importante poder hacerle trazabilidad al origen y el destino de nuestro dinero. Naturalmente casas de apuestas de la envergadura de Bet 365, Codere o el Casino Gran Madrid, te dan la certidumbre de que no están involucradas en ningún asunto turbio.

Después de todo, en la medida en que tomamos consciencia como consumidores terminamos por apreciar la diferencia del trabajo ético que puede ofrecernos una plataforma que se preocupa por tributar adecuadamente y que además nos ofrece una serie de servicios que sería imposible garantizar desde el margen de la ley.

En conclusión, no hay bono o recorte de impuestos que valga el riesgo de suministrar nuestros datos bancarios y posiblemente también identitarios a un agente no autorizado. A final de cuentas, el fisco se parece muchísimo a la muerte y siempre termina llegando a nosotros.